35 years rethinking solutions
35 years improving tomorrow
35 years encouraging eco-efficiency
35 years driving excellence
Casos de éxito
Las fibras modifican el comportamiento no lineal del hormigón estructural
La incorporación de fibras a la matriz del hormigón modifica el comportamiento no lineal del hormigón estructural, especialmente en tracción, impidiendo la abertura y propagación de fisuras

La norma UNE-83510 evalúa la efectividad de las fibras. El ensayo consiste en estirar la fibra hasta conseguir que rompa. Cabe recordar que fibras metálicas antes de romperse experimentan una deformación plástica. 

La fuerza antes de romperse o deformarse se llama resistencia a la tracción y se da en valores de esfuerzo por unidad de superficie de la sección transversal de la fibra ( N/mm2). Una fibra de contenido bajo o medio de carbono, se caracteriza por tener una resistencia a tracción entre 400-1500 MPa.

La dosificación se define como la cantidad de fibras (kg) por metro cúbico (m3), a una mayor cantidad de fibras  incorporadas en un hormigón, éste tendrá mayores prestaciones. No obstante, sobrepasarse de la cantidad necesaria puede ser contraproducente debido a la formación de erizos y baja trabajabilidad a causa de la reducida fluidez de la pasta; por estos motivos es necesario calcular mediante un software informático la dosificación óptima para cada caso.

Para la utilización del software previamente se incorporaron al mismo los resultados de resistencias residuales de los ensayos de caracterización, según norma UNE-EN 14651. 

Posteriormente para cada tipo de obra, se incorporan los valores del terreno y las hipótesis de carga que va a soportar la solera, tales como estanterías, carga distribuida, tránsito de carretillas y camiones

Respecto a la dosificación, es importante destacar, el efecto que tienen las fibras en la consistencia del hormigón. Las fibras incrementan la viscosidad de la pasta cementosa debido a su rigidez estructural, modificando los valores del cono de Abrams (ensayo que nos permite conocer la consistencia que tiene el hormigón por su relación agua/cemento)

La solución a la pérdida de fluidez es la utilización de aditivos superplastificantes; los mismos se encargan de incrementar la capacidad de fluir de la pasta de hormigón sin modificar la relación agua cemento hasta un máximo del 5% de su peso. Estos  aditivos modifican la consistencia del hormigón, mejorando así su trabajabilidad

El amasado es una fase crítica para los hormigones reforzados con fibras ya que existe el riesgo de generar aglomeraciones no deseados como erizos

Como ya se ha comentado con anterioridad, con dosificaciones bajas, los problemas de amasado se reducen de igual forma que con contenido de árido fino y a esbeltez de fibra más baja. El orden de llenado es decisivo, como norma general las fibras se incorporan junto al árido o justo después de introducirlo a una velocidad  lenta, 20 kg y 60 kg por minuto con la máxima velocidad de giro para el mezclador, con la intención de asegurar la máxima homogeneidad del hormigón.

Nuestras soluciones
Nuestros productos ofrecen soluciones sobresalientes
¡Mantente actualizado! Suscríbete a nuestro boletín y recibe actualizaciones mensuales sobre el futuro de la industria






Contáctanos
Nos encantaría hablar sobre tu próximo proyecto

No dudes en contactarnos para cualquier pregunta o requerimiento que puedas tener. Estaremos encantados de colaborar contigo

Visítanos 

Armenteres s/n – Pol.Ind. MATACÀS- Nave 21

08980 Sant Feliu de Llobregat Barcelona, Spain

Llámanos 

+34 93 666 46 11 / +34 635 519 002

Escríbenos 

construccion@rimsa.com

 

O déjanos un mensaje y uno de nuestros agentes se comunicará contigo