Desafío de Descarbonización: Construyendo un Futuro Sostenible en la UE

El sector de la construcción en la Unión Europea representa el 40% del consumo de energía y el 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Para lograr la neutralidad climática en 2050, es fundamental adoptar dos enfoques clave: 

  1. Utilizar materiales sostenibles que minimicen la generación de residuos y su necesidad de gestión o reutilización.
  2. Diseñar infraestructuras flexibles que puedan adaptarse a diversas necesidades a lo largo del tiempo.

En este contexto, cuatro expertos se reunieron en un foro patrocinado por Acciona y organizado por 20 minutos. El objetivo fue abordar el estado de la descarbonización en el sector de la construcción, destacando la importancia de la innovación, el reciclaje, la contribución de otros países y el rol de la Administración y los ingenieros.

Félix González Yagüe, director de Estrategia y Sostenibilidad del negocio de Construcción de Acciona, alertó sobre el impacto ambiental de la construcción, responsable de más de un tercio de las emisiones globales de efecto invernadero. Sin embargo, advirtió que, aunque las emisiones de CO2 son una preocupación importante, “moriremos antes comidos por la basura que intoxicados por emisiones de CO2” ya que los residuos generados por la industria representan otro tercio del problema.

Además, también destacó la necesidad urgente de adoptar prácticas sostenibles para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, proponiendo que las infraestructuras como puentes no solo conecten, sino que también generen energías renovables y aprovechen el agua.

Asimismo, también se promovieron prácticas como la reconversión o la deconstrucción, las cuales ya fueron empleadas por los romanos hace dos milenios mediante la reutilización de materiales con el fin de construir de manera más consciente. Cristina Gallego, de la Plataforma Tecnológica Española de Construcción, subrayó la importancia de priorizar la sostenibilidad en la transición del sector, impulsando el uso de materiales reciclados, especialmente aquellos provenientes de la deconstrucción de infraestructuras.

La descarbonización está abriendo nuevas posibilidades en el diseño de infraestructuras, como carreteras en Suecia capaces de cargar coches eléctricos y el uso de maquinaria eléctrica en la construcción. Sin embargo, es crucial no olvidar las infraestructuras existentes y adaptarlas de manera sostenible.

Por otro lado, José Osuna, vicedecano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid, resaltó la necesidad de hacer que la sostenibilidad sea compatible con las infraestructuras ya construidas además de continuar desarrollando nuevas infraestructuras sostenibles. 

Además, Elena de la Peña, de la Asociación Española de la Carretera, señaló que en España existen 165,000 kilómetros de vías interurbanas que pueden contribuir a la reducción de emisiones de CO2, y destacó que hay muchas iniciativas en curso para mitigar su impacto ambiental.

Ingenieros y proveedores

Otro factor de gran importancia que hay que tener en cuenta son los ingenieros de caminos, los cuales necesitan más reconocimiento y formación según José Osuna. Así mismo, los proveedores de compañías de construcción e ingeniería también desempeñan un papel crucial, ya que la huella ambiental de un proyecto depende en gran medida de los materiales que proporcionan.

Cristina Gallego enfatizó la necesidad de un enfoque integral que incluya a los proveedores, especialmente teniendo en cuenta la influencia de la electrificación del transporte en las emisiones asociadas a la construcción. Elena de la Peña agregó que las carreteras y los vehículos deben evolucionar juntos dentro de un mismo ecosistema de movilidad.

Administraciones

Las administraciones tienen un papel esencial en la promoción de la descarbonización a través de regulaciones como la taxonomía de la UE y la inclusión de criterios de sostenibilidad en los concursos públicos. Sin embargo, José Osuna adviertió que el efecto legislativo debe estar respaldado por concursos de obras que sean posibles de cumplir en términos de sostenibilidad.

A pesar de la intención en la Administración para cambiar, existe una falta de conexión con los inversores privados y grandes fortunas que buscan invertir en infraestructuras sostenibles. En este contexto, Félix González Yagüe resaltó la falta de mecanismos de colaboración público-privada en España, lo que dificulta el desarrollo de proyectos públicos con fondos privados.

UE y EEUU

Actualmente la Unión Europea lidera la descarbonización con ejemplos destacados en Suecia, Alemania y Países Bajos. Además, está implementando un mecanismo de ajuste de carbono que pronto penalizará las emisiones de CO2 de los países con menos compromiso, como Estados Unidos y China.

El Reino Unido también está avanzando en la descarbonización de la construcción, con planes de carreteras con objetivos a largo plazo hasta 2050. En contraste, España aún tiene camino por recorrer en este aspecto.

Fuera de Europa, Estados Unidos lidera la descarbonización por necesidad, debido a la urgencia de adaptar sus infraestructuras al cambio climático. En América Latina, Brasil está a la vanguardia en este esfuerzo, especialmente en la mejora del estado de las carreteras, junto con otras prioridades de desarrollo social.

En resumen, el sector de la construcción se encuentra en un punto crítico en su camino hacia la descarbonización y la sostenibilidad. Los esfuerzos de expertos, ingenieros, proveedores, administraciones y otros actores clave son fundamentales para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones y creación de infraestructuras más sostenibles.

Fuente: 20minutos