35 years rethinking solutions
35 years improving tomorrow
35 years encouraging eco-efficiency
35 years driving excellence

¿Cómo puede afectar a la industria de la fricción la limitación de las emisiones de los frenos por Euro 7?

El futuro de la Movilidad está íntimamente relacionado con la lucha contra el cambio climático, a través de la limitación de emisiones de todo tipo, para concluir con la electrificación completa de la flota móvil.

En el contexto del Green Deal y los objetivos de “neutralidad en carbono” y “contaminación cero”, la Comisión Europea se ha comprometido a reducir los límites de emisión actuales, de todas las fuentes. El desgaste de los frenos contribuye significativamente al material particulado respirable (PM10 y PM2.5), particularmente en áreas con alta densidad de tráfico y frenadas frecuentes, y hasta un 80% de estas partículas pueden provenir del desgaste del rotor (hierro fundido gris). ), y están formados principalmente por Óxido de Hierro. En los vehículos eléctricos, la falta de uso del freno mecánico por la existencia de frenado regenerativo supone la aparición de nuevos problemas con el uso de discos de fundición gris, como la corrosión, que genera ruido y problemas de seguridad. Así que este es un asunto holístico, con muchas variables involucradas en el resultado final.

Desde el punto de vista de la legislación, aún no está claro cuál debería ser/será el límite de emisión. Las propuestas de CLOVE (Consortium for ultra Low Vehicle Emissions) para regular las emisiones de partículas de desgaste de los frenos por primera vez como parte de los estándares de emisiones de vehículos Euro 7 de la UE. Los límites propuestos por CLOVE darían como resultado una reducción de las emisiones de los frenos de entre un 40 y un 60 % en comparación con los automóviles actuales (Tabla 8). Pero otras entidades, como algunas ciudades de la UE, así como organizaciones como T&E (Transport&Environment) y su red de ONG, consideran que los límites propuestos son insuficientes y no se acercan a la reducción alcanzable por la mejor tecnología disponible para la reducción de las emisiones de los frenos.

Tabla: Emisiones de frenos actuales de automóviles y opciones de límite CLOVE sugeridas.

Desde el punto de vista de la homologación, la forma de medir las emisiones también es un factor clave. Aunque todavía no existe un estándar definitivo, hay un gran esfuerzo en desarrollar los métodos y estándares de prueba para esto. El IWG (Grupo de Trabajo Informal) del WP29 GRPE PMP (Procedimiento de Medición de Partículas) de las Naciones Unidas, estableció la especificación GRPE-81-12, como documento de conferencia. El trabajo del IWG se centra en el desarrollo del ciclo de frenado WLTP y la medición de las emisiones de frenado a nivel de dinamómetro. El ciclo de frenado WLTP tiene altos requisitos al realizar la prueba, especialmente para los parámetros de velocidad y, a diferencia del principal estándar de desgaste utilizado tradicionalmente para la evaluación de frenos/rotores, se enfoca en el rango de temperatura de servicio bajo.

Ambos factores pueden impulsar algunos cambios tecnológicos en la industria de la fricción. Uno de los principales factores que ha estado impulsando el desarrollo de materiales de fricción es la resistencia al desgaste a alta temperatura. Cambiar el enfoque a la baja temperatura, debido a los futuros estándares de homologación, puede traer cambios en los estilos de formulación y filas/materiales. Pero también, las nuevas tecnologías que se están desarrollando para reducir las emisiones de los frenos pueden tener un futuro comercial. La tecnología de aspiración al vacío se enfoca en capturar las partículas y ha demostrado ser efectiva para reducir la emisión de partículas de freno (PM) en un 85 % y la emisión del número de partículas hasta en un 90 %. Con un promedio actual de emisiones de PM de frenado de 11 mg/km, esto equivale a emisiones de 1,67 mg/km, un tercio del límite más ambicioso de 5 mg/km propuesto por CLOVE. Otras tecnologías, como los rotores con revestimiento duro, se centran en eliminar la fuente del problema, las partículas mismas, mediante la introducción de un revestimiento resistente al desgaste en la parte superior del hierro fundido gris del rotor. Esta tecnología está relacionada principalmente con el desarrollo de la tecnología de revestimiento de revestimiento láser de velocidad extra alta.

Todavía está por verse hasta qué punto la regulación de emisiones puede transformar la industria de la fricción. Pero no hay duda de que después de 35 años creando soluciones innovadoras, fiables, adaptables y sostenibles para la industria de la fricción, y haciendo de la innovación y la actitud de crecimiento los ejes de nuestro éxito, en rimsa estamos emocionados de ver hasta dónde somos capaces de contribuir en la solución a esos desafíos, también con nuestra empresa hermana Innovamat. Más que nunca, tenemos la oportunidad de ser Personas Repensando Soluciones.